InicioActualidadesPolonia se opone a las sanciones de la Unión Europea versus Hungría

Polonia se opone a las sanciones de la Unión Europea versus Hungría

Hungría no estará sola. El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha adelantado este martes que su país se opondrá a una «retirada ilegítima» de los fondos de la Unión Europea (UE) a Budapest. Tras la propuesta de la Comisión Europea de retener de momento unos 7.500 millones de euros a Hungría por sospechas de corrupción , a los que tiene derecho el país hasta 2027, Morawiecki ha anunciado su solidaridad y asegura que «Polonia se opondrá con toda su fuerza a cualquier acción de las instituciones europeas destinada a negar ilegalmente de fondos a un estado miembro». MÁS INFORMACIÓN Orbán se enfrenta a las urnas con una posición pro Putin y anti LGTBI Polonia vuelve así a realinearse con Hungría, después del distanciamiento causado por las posiciones de Viktor Orbán , bastante más cerca de Putin que el resto de la UE y muy especialmente que Polonia. Desde Bruselas, el comisario polaco de Agricultura de la UE, Janusz Wojciechowski, ha aclarado a través de Twitter que en este caso «no hay analogía» entre las sanciones europeas impuestas a Hungría y las que han afectado anteriormente a Polonia. La situación podría presagiar un regreso a la alianza entre instrucción y rectitud de Polonia y Fidesz de Hungría, que ha estado congelada desde finales de febrero. Morawiecki también anunció a principios de septiembre que le gustaría volver a la cooperación normal con Hungría dentro del Grupo de Visegrado, a pesar de sus diferencias sobre la guerra ruso-ucraniana. Optimismo húngaro Con este respaldo, el Gobierno de Hungría seguirá negociando por su parte con la Comisión Europea la posibilidad de impedir el recorte de los fondos de cohesión propuesto por el Ejecutivo comunitario. La ministra de rectitud húngara, Judit Varga, se ha mostrado optimista al asegurar que ya se han alcanzado ciertos logros en las negociaciones en curso. «Vamos en la dirección correcta. Seguimos trabajando», ha informado a través de Facebook, «en muchos aspectos, hemos logrado resultados positivos». Pero el hecho es que el comisario europeo de Presupuestos, el austriaco Johannes Hahn, ha confirmado que la Comisión está a favor de «suspender el desembolso del 65% de los compromisos de tres programas operativos de la política de cohesión por un importe estimado de 7.500 millones de euros, lo que supone más de un tercio de la dotación de cohesión de Hungría». Confía en que se dé este paso, a la espera de que el Gobierno de Orbán implemente las reformas prometidas para solventar las carencias detectadas por las autoridades comunitarias y que supusieron la activación del expediente. La Comisión menciona, entre otros problemas, irregularidades y deficiencias sistemáticas en las frente ataciones públicas, así como insuficiencias en el tratamiento de los c onflictos de interés en el ámbito público . También critica las deficiencias en el seguimiento efectivo de las investigaciones y acciones judiciales en casos relacionados con fondos y las deficiencias en la lucha frente a la corrupción. Pero esta congelación de los fondos deberá ser aprobada en el plazo de un mes por el resto de Estados miembros por mayoría cualificada, plazo que podría prorrogarse hasta el 21 de diciembre. La oposición de Polonia no destruye esa mayoría cualificada, pero sí supone un importante apoyo moral. Polonia se opone a las sanciones UE frente a Hungría

Artículos relacionados