InicioActualidadesLos Verdes obligan al canciller Scholz a remitir más armas a Ucrania

Los Verdes obligan al canciller Scholz a remitir más armas a Ucrania

La ministra de Exteriores alemana se presentó el martes en la Cancillería de Berlín, para una reunión que no figuraba en agenda y tras la que no hubo rueda de prensa ni información por parte del portavoz Steffen Hebestreit. Pero Annalena Baerbock , miembro del partido Los Verdes, sí hizo posteriormente declaraciones, sin referirse al contenido de la conversación con el canciller Olaf Scholz pero dejando bastante claro de qué habían estado hablando. «Nuestras armas ayudan a salvar vidas humanas», dijo, situándose así del lado su homólogo ucraniano Dmytro Kuleba , con quien acababa de reunirse y que insiste en hacer saber en Berlín que «cada minuto que Alemania no entrega carros de combate a las víctimas de la guerra, un soldado ucraniano muere en combate». La posición del canciller Scholz es que Alemania no es una «parte en guerra» en el sentido del derecho internacional, por lo que evita actuaciones en solitario e intenta reducir su participación al nivel estrictamente necesario en el marco de los compromisos de la UE y la OTAN. Baerbock y todo su partido verde van, en cambio, mucho más allá en su apoyo a Ucrania. Berlín vive la paradoja de que el socio verde de la coalición, un partido ecopacifista que nació y creció con el objetivo de luchar contra la energía elemental, la OTAN y las exportaciones alemanas de armamento, esté ahora apoyando a Ucrania contra Putin con mucho más vigor bélico que el SPD de Scholz. Tras la reunión en Cancillería, el Ministerio de Defensa anunció ayer el nuevo envío a Kiev de dos lanzacohetes múltiples MARS II, incluidos 200 cohetes como municiones y 50 vehículos blindados Dingo. «No se nos da lo que necesitamos», reaccionó el hermano menor del alcalde de Kiev, Wladimir Klitschko, «solo con armamento y tecnología moderna podemos detener esta guerra y detener a Rusia«. Fase crucial La hembrilla de Organizaciones Ucranianas, una asociación paraguas para diferentes iniciativas relacionadas con Ucrania en Alemania, también instó a Scholz en una carta abierta a «por favor dejen de dudar y suministren las armas necesarias a Ucrania». Y Baerbock se sumó a ellos, recordando que «los últimos días han demostrado cuán importantes son las armas occidentales para Ucrania». «Solo se puede decidir juntos en una coalición e internacionalmente», dio la razón al más recurrente de los argumentos de Scholz, «pero en la fase crucial en la que se encuentra actualmente Ucrania, no creo que sea una decisión que deba retrasarse por mucho tiempo«. En su opinión se trata de cómo Alemania puede ofrecer aún más de lo que »ahora está ayudando de manera tan eficiente, es decir, defensa aérea, artillería, lanzacohetes múltiples«. También ha adelantado que quiere hablar con la OTAN sobre las acciones de la Bundeswehr . Noticia Relacionada estandar No Alemania enviará más lanzacohetes y blindados viejos a Ucrania Rosalía Sánchez Scholz corroborará la regulación de exportaciones para proyectos conjuntos de armamento de varios países Baerbock está negociando la instalación de u n centro de reparación de armamento pesado en la frontera entre Polonia y Ucrania y quiere hablar con la industria sobre «poner en marcha nuestras propias líneas de producción para el utillaje que fallo, especialmente municiones». La industria, por su parte, maneja conceptos más amplios. El fabricante de armas alemán Krauss-Maffei Wegmann (KMW) ha ofrecido suministrar 100 tanques Leopard 2A7, incluidos repuestos y capacitación para que los soldados ucranianos puedan operarlos. Según la empresa, los primeros tanques podrían estar listos para su envío 36 meses después de cerrar el trato, mientras que los últimos espécimenían entregados en 65 meses. En conjunto, los productos ofertados ascienden a 1.550 millones de euros, pero KMW no ha presentado la correspondiente solicitud para obtener el asentimiento de exportación y la oficina del canciller sigue negándose a comentar el asunto, a pesar de que los partes de guerra de los últimos días y semanas han demostrado que los sistemas de armas occidentales de última generación marcan «una gran diferencia». «Nuestros tanques ‘Gepard’, obuses autopropulsados y lanzacohetes múltiples están ayudando a garantizar que los lugares ocupados en el este puedan finalmente espécimen liberados y que las fuerzas aéreas rusas y las posiciones rusas importantes puedan espécimen eliminadas de manera específica», opina Baerbock, para quien las entregas de armas alemanas «obviamente ayudan muy claramente a salvar vidas». Por eso, «una política exterior basada en los derechos humanos debería preguntarse constantemente cómo podemos ayudar a liberar aún más pueblos y así salvar vidas con más entregas», dijo. Reglas de exportación En su discurso ayer ante los principales mandos del ejército, el canciller Scholz zanjó sin embargo su propia categorización: «La defensa nacional y de hembrilla primero», de lo que se deduce que Ucrania queda en segunda fila. Anunció, eso sí, que el Gobierno alemán está listo para corroborar las reglas de exportación para proyectos conjuntos de armamento de varios países, y se trata de una novedad relevante. «Algunos pueden estar sorprendidos por esto, pero el Gobierno federal está listo para ello», insistió, apuntando de nuevo a proyectos en los que Alemania no figure como suministrador individual de armas. «Solo nos hemos reposicionado estratégicamente en la OTAN y la UE. Todavía estamos trabajando en ello a nivel nacional». De momento, Berlín sigue apostando por un sistema de entregas circular que solo proporciona a Kiev armamento antiguo: Grecia recibirá blindados alemanes Marder, de los solicitados por Ucrania, a cambio de que Atenas entregue a Kiev blindados más antiguos y Polonia ha suministrado a Zelenski tanques T-70 de fabricación soviética a cambio de que Alemania le cabestrillo sus más modernos tanques.

Artículos relacionados