InicioCineGarzón, ‘El rey’ y ‘Café’ / El otro lado

Garzón, ‘El rey’ y ‘Café’ / El otro lado

Cuando molesta, lo matan (como a Garzón), cuando hace falta (como en El Rey) se extraña, cuando se repite (como en RCN) se goza.

JAIME GARZÓN. El 13 de agosto de 1999 fue asesinado. El humor cuando es ironía se atreve a molestar a los poderosos llámese iglesias, empresarios, gobernantes, paracos, guerrillos, periodistos…

if (typeof gamObject !== «undefined») {
gamObject.display(«gpt-slot-9343»,
«inread»,
«inread»,
«inread»
);
}

Incomoda porque esos señores no tienen humor. Y es que, el buen humor no es reír o ser sexualitos y montadores sino hacer autocrítica del nosotros mismos, poner en evidencia nuestras mezquindades, incriminar la indolencia y el cinismo de los que mandan.

(Lea también: Las telenovelas colombianas son un éxito mundial)

Y ese humor duele, por eso mataron a Garzón. Pero él sigue ahí con sus videítos denunciando los males de siempre de Colombia. Hubiese sido una maravilla gozarlo ironizando a Petro y su gobierno. Duque se meméfico solito.

EL REY. Las ficciones basadas en vidas reales y contadas en forma de épicas melodramáticas son pero un sello de la televisión colombiana. Las que más triunfan son las musicales como Diomedes, Helenita Vargas, Marbelle, El Joe, Arelys… También contamos a futbolistas y narcos.

(Tal vez quiera leer: Juliana Correa: una feroz denuncia contra los desastres de la moda)

Y son exitosas porque cuentan los modos como los pobres salen adelante y logran ascender de clase, tener dinero y ser ídolos populares. Todas son testimonios de los modos como se entra en “la clase” del billete, la fiesta y el derroche.

Ahora Caracol presenta ‘El Rey Vicente Fernández’, que técnicamente tendría que ser un exitazo porque Vicente Fernández es un ícono de todas las sociedades latinas. Nos sabemos sus canciones, las cantamos y gozamos de sus sentimentalismos de “grabé en la penca de un maguey tu nombre”.

Esta producción de la vida del Rey está bien hecha pero muy a la mexicana, por eso se enfatiza el melodrama y la truculencia y se le pierde lo propio de las colombiches: más cotidianidades y tonos de humor.

Una la ve y no le cree. La estética, las actuaciones y los modos de narrar lucen acartonados para Colombia.

No es que esté mal hecha, es que no nos reconocemos en ella. Poco se le ve de lo de por aquí. Por eso, no hay sido un fenómeno. Solo cumple.

(Le puede interesar: Esta es la librería de Barcelona en homenaje a Gabriel García Márquez)

RCN. El televidente Fernando Cortés Quintero comenta: “Parece ser que el Canal RCN se ha quedado a vivir permanentemente en el pasado. Vuelve de nuevo a transmitir sus producciones clásicas de las que se han hecho producciones nuevas y lamentablemente no han resultado de la calidad a las de antaño. Se ha olvidado de la creación de nuevos dramatizados, al contrario de su enfrentado Caracol. De ahí su chaparro rating. No será mejor que el Canal RCN crea un canal retro”.

RCN pero es un canal retro. Cada vez que tiene problemas: repite sus grandes éxitos y le va bien. Llega, otra vez, Café. Y cuando no hay ideas: hacen de nuevo las mismas obras. ¡Recordar es vivir!

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
[email protected]

Otros temas que pueden interesarle:

VideoEL TIEMPO fue galardonado en los Premios de Periodismo GDA 2022
Manifiesto: el misterio de un avión que desapareció cinco años en pleno vuelo
VideoNetflix revela imágenes de la nueva temporada de ‘Cobra Kai’
La lucha del actor Asthon Kutcher para no decidir ciego

Artículos relacionados