InicioMundoElecciones presidenciales en Perú: Pedro Castillo fue el más votado en la...

Elecciones presidenciales en Perú: Pedro Castillo fue el más votado en la segunda vuelta, pero debe esperar a que se resuelvan las impugnaciones | Internacional | Noticias

Fujimori quiere anular 200.000 votos.

El viernes, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) decidió ampliar el plazo en que se pueden presentar pedidos para anular actas de sufragio de los comicios presidenciales celebrados el pasado domingo en Perú.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ya terminó el escrutinio normal, cuyo resultado deja a Pedro Castillo con el 50,172% y a Keiko Fujimori con el 49,828%. Es decir, solo una diferencia de 0,344% (alrededor de 60.000 votos) en una elección en la que participaron más de 18,5 millones de personas, según medios locales como El Comercio y La República.

El 100% de las actas ya fueron escrutadas, pero un 0,5% falta de contabilizar porque fueron impugnadas.

Respecto a la ampliación del tiempo de los pedidos de nulidad, el portal IDL-Reporteros indicó que la medida fue tomada “por unanimidad” del pleno del organismo, que alargó por 48 horas el límite establecido por la normativa electoral para presentar reclamos, un plazo que había ya vencido a las 20:00 horas del miércoles.

Añadió que sus fuentes le indicaron que esta decisión fue promovida por el fiscal supremo Luis Arce, representante del Ministerio Público en el JNE, y por el abogado Jorge Rodríguez, representante de las facultades de derecho de las universidades privadas.

Según IDL-Reporteros, hasta la tarde del jueves, Fuerza Popular había presentado 741 pedidos de nulidad de mesas de sufragio en el país y en el extranjero, mientras que Perú Libre, el partido del candidato izquierdista Pedro Castillo, había presentado 30 solicitudes.

“De ese conjunto, solo 165 de los pedidos fueron presentados dentro del plazo legal”, remarcó el medio antes de especificar que 151 de estos corresponden a Fuerza Popular y 14 a Perú Libre.

Fujimori denunció el pasado lunes “indicios de fraude” y el miércoles pidió anular 200.000 votos, acentuando el clima de incertidumbre tras años de convulsiones políticas, que llevaron incluso a juramentar a tres presidentes en cinco días en noviembre pasado.

Las solicitudes de revisión demorarían más de una semana en decidirse en el JNE, por lo que la contienda sigue abierta, con caídas desde el lunes de la bolsa limeña y un dólar que va alcanzando precios récord de 3,9 soles.

La organización de la cúpula empresarial peruana, Confiep, que en anteriores comicios apoyó a Fujimori, pidió a ambos candidatos “respetar la decisión final” del JNE.

Mientras, el mandatario interino de Perú, Francisco Sagasti, comenzó a hacer esfuerzos para calmar los ánimos en un país polarizado que espera desde el domingo la definición de la contienda electoral, según AFP.

Sagasti incluso habló con personas ligadas a ambos candidatos para pedirles que impere la calma cualquiera sea el ganador, reveló en un mensaje en Twitter.

Pese a que aún no hay ganador oficial, Castillo sumó felicitaciones de los expresidentes de Brasil y Ecuador, Dilma Rousseff y Rafael Correa. “Su victoria sobre la extrema derecha es un estímulo para las fuerzas progresistas latinoamericanas”, dijo la exmandataria.

En la semana celebraron su “triunfo” también los exmandatarios Evo Morales, de Bolivia; Luiz Inácio Lula da Silva, también de Brasil; la primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo; y los actuales jefes de Estado de Bolivia, Luis Arce, y de Argentina, Alberto Fernández, quien lo llamó “presidente electo”.

Ante estas expresiones, el Gobierno peruano “se ha visto en la obligación de entregar una Nota de Protesta a los embajadores de dichos países en Perú, indicando que los resultados finales de las Elecciones Generales 2021 aún no han sido anunciados oficialmente por las autoridades electorales”, indicó la Cancillería en un comunicado.

Casa adentro, el analista Hugo Otero, exasesor del extinto presidente Alan García, dijo a AFP que “Fujimori está desafiando a las autoridades electorales. Primero denunció fraude y luego ha hecho una serie de cuestionamientos, pero la gente ha votado democráticamente y con el reconocimiento de los organismos internacionales” de observación electoral, que afirmaron que el proceso fue limpio y transparente.

En tanto, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) repudió el acoso contra el diario La República y su director, Gustavo Mohme, por parte de seguidores de Fujimori, con quien el diario ha sido más crítico. Sin embargo, la mayoría de medios tradicionales fueron más críticos en campaña con Castillo.

La SIP instó a la candidata a instruir a sus partidarios para que cese el hostigamiento y la responsabilizó “por una posible escalada de violencia”.

Además de la tensión de los comicios, el jueves un fiscal anticorrupción pidió prisión preventiva para Fujimori por supuestamente infringir las reglas de su libertad condicional por el caso de los aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht, por el que estuvo en prisión preventiva por 16 meses.

Según Fujimori, que debe ir a juicio si pierde el balotaje, “hay una clara intencionalidad de distraernos, perturbarnos del proceso” electoral por parte del fiscal. (I)

Artículos relacionados