InicioGastronomiaCrítica de Gourman: Taquerías | Gastronomia | Entretenimiento

Crítica de Gourman: Taquerías | Gastronomia | Entretenimiento

En México, las taquerías son una institución.  Recordemos que la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

12 de diciembre, 2020 – 00h00

En México, las taquerías son una institución. Recordemos que la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio de la Humanidad, entre otras cosas, por lo profundo de sus raíces. Son el equivalente de las huecas ecuatorianas, donde se muestran las raíces de la cocina básica y popular del país, con recetas familiares heredadas por generaciones. Estos puestos en México comienzan a ser parte de la identidad cultural desde hace más de 300 años, tal como los conocemos hoy, aunque sus orígenes datan del pueblo Mexica, en el siglo XIV. Entonces, esto es serio, estamos hablando de 700 años de historia. En Guayaquil tenemos dos taquerías nuevas, ambas en Urdesa, a pocos cientos de metros de distancia, inauguradas hace muy poco: Los Tacos del Gordo y Mi Rey Taquería Popular.

La primera está ubicada en Víctor Emilio Estrada y Las Lomas. He tenido la oportunidad de estar en algunas taquerías en México y debo decir que Los Tacos del Gordo hacen honor a esta tradición. Usted puede escoger tacos, gringas, costras y machetes, y mezclarlos con las proteínas de su agrado. Pollo, costilla, pastor, chorizo o bistec.

Las costras son muy interesantes. En lugar de la masa de maíz típica, está elaborada con una masa de queso fundido, hecho costra, lo cual se logra dorándolo.

El machete, que nunca habíamos probado, es una enorme y larga tortilla, mucho más crujiente pero a la vez más suave y grumosa que la del taco, con diferente textura y excelente sabor.

Las salsas y ajíes de Los Tacos del Gordo son distintos a lo común en los restaurantes mexicanos. Más especiados, aportando no solo picor, sino también sabor.

Los tacos, ni qué hablar, muy similares a lo que hemos probado en México. Recomendamos de Los Tacos del Gordo toda su carta, que tiene además excelentes precios. Es un lugar muy informal, sencillo, muy bien logrado, , en el que es agradable sentarse a comer relajadamente.

La segunda, Mi Rey Taquería Popular, ubicada en la calle Miguel Aspiazu Carbo y Víctor Emilio Estrada. Esta taquería está llena de detalles, desde la puerta de entrada, amarilla y con herrajes labrados, con una fachada de azulejos. Respetando y salvando las diferencias, me recordó el palacio de los azulejos de Ciudad de México.

Mi Rey, con menos de un mes de vida, se ha esmerado por cuidar los detalles para brindar un lugar acogedor al comensal. Su carta está limitada solo a tacos y quesadillas. Los dos platos pueden pedirse de pollo, carne y al pastor. Sus tacos es lo que recomendamos, algunos de los cuales tienen el aporte de la piña cocinada, que, mezclada con los ajíes de la casa, genera una explosión de sabores en el paladar. (O)

Artículos relacionados